El truco para pelar una granada en menos de 1 minuto


Se suele pensar que comer una granada es complicado porque tenemos que invertir mucho tiempo en pelarla… pero nada más lejos de la realidad.

Es un mito que vamos a desterrar porque en solo 4 pasos y en menos de 1 minuto vas a poder pelar una granada y disfrutar de su sabor y de sus múltiples propiedades saludables.



Para hacerlo al estilo tradicional, lo primero que tenemos que hacer es:


1) Coger una granada mollar de Elche y hacer cuatro cortes con el cuchillo alrededor de la corona en forma de cuadrado.


2) A continuación, retiramos la corona y en el cuadrado que nos ha quedado, buscamos las membranas (partes blancas).


3) Una vez que las tengamos localizadas, en cada membrana hacemos un corte hacia la parte inferior de la granada (como si fuera una naranja) y haremos tantos cortes como membranas.


4) Nos ayudamos de las dos manos para abrir la granada, retiramos el corazón y el resto de membranas y directamente ya podemos comerla así o será mucho más fácil desgranarla.


Si todavía no lo tienes claro, en este vídeo vas a ver que es muy sencillo.





También hay otro método que es cortar la granada por la mitad, coger una cuchara o mazo y golpear su corteza para que los granos vayan cayendo en un bol o plato. Frente al otro método, en este caso se rompen algunos granos al golpear la corteza.






Y así de rápido y fácil puedes pelar una granada y, si quieres, puedes preprar un buen bol con la granada desgranada y guardarlo en la nevera para ir usándolo cuando quieras.

Granada mollar de Elche: la reina de las granadas

Eso sí, es importante que tengas en cuenta la variedad de la granada porque en la variedad está el sabor y la calidad. La granada mollar de Elche es dulce, su semilla es tan blanda que se puede comer con facilidad y su calidad está garantizada por la Denominación de Origen Protegida de la Granada Mollar de Elche que ampara a 40 municipios de tres comarcas del sur de Alicante.

Consejos a la hora de comprar una granada


Para comprar una granada es importante que tenga la piel lisa, sin grietas ni arrugas y que tengan un peso elevado respecto a su tamaño.


En cuanto al color externo, en el caso de la mollar de Elche no debemos dejarnos llevar por las apariencias. La granada mollar de Elche no es tan roja como otras variedades porque lo mejor que tiene es su interior.


El color de la granada mollar de Elche oscila desde los tonos dorados hasta el rojo y eso es debido a la cantidad de sol que ha recibido la granada en el árbol.

Para tener garantías de su calidad, tenemos que buscar las granadas que tengan la etiqueta que certifica que es una fruta con Denominación de Origen.


En cuanto a su conservación, se puede mantener varios días a temperatura ambiente y, si no se van a consumir inmediatamente, se pueden guardar en el frigorífico para alargar su vida.